IMG_0143

Viajar Low Cost o viajar como un rey.

 

Cuando vas a comprar un pasaje aéreo, te parece caro. Siempre.

Los precios de estos pasajes estuvieron regidos por una especie de “restricción” en la que que el gobierno no permitía que las empresas te cobraran lo que quisieran, tanto para arriba como para abajo. En febrero de este año se eliminó el tope máximo, pero se mantuvo el mínimo. Se supone que eliminando el máximo se la da más cintura a las empresas para que puedan subir los precios y de esta manera diferenciarse en lo que ofrecen: horarios, escalas, entretenimiento a bordo… se supone que no quitaron la restricción a la tarifa mínima porque con la inflación que hay el mínimo va quedando inexistente, pero las malas lenguas dice que no lo hicieron porque el gremio de transporte no se lo permitió, si bajan los precios de los pasajes aéreos, la competencia con los micros de larga distancia sería tan ruda que nadie subiría a un micro. Parece ser que nuestro país es uno de los pocos que opera con micros de largas distancias, en las distancias que lo hacemos nosotros. ( Y en las condiciones en las que lo hacemos, muchas veces; rutas hechas pelota, conductores que se quedan dormidos porque no tienen descansos cumplidos…) Como sea, los rumores dicen que ese mínimo podría desaparecer muy pronto y algunos festejan mientras otros lloran.

Aquí es donde aparece mi disyuntiva, una cosa opino como usuaria, pero otra muy distinta opino como tripulante de una línea aérea.

Como pasajera, amé volar por Europa por precios bajísimos. Si planeás bien un viaje, sabés que pagás una fortuna para cruzar el océano, pero que si buscás bien, empresas Low Cost (LC a partir de ahora) te ofrecen un servicio de mierda a cambio de dos mangos para hacer solo una cosa: LLEVARTE DE PUNTO A PUNTO A VOS Y A TU EQUIPAJE, EN UNA PIEZA, o sea vivo.

Escuchen, les voy a contar un secreto. ESTO ES LO QUE SE SUPONE QUE TIENE QUE HACER UNA LÍNEA AÉREA, LLEVARTE DE PUNTO A PUNTO. Todo lo demás se fue creando a partir de ganarle a la competencia. Uno dijo, vamos a darles comida, otro dijo vamos a darles champagne, otro dijo vamos a darles asientos que se hagan cama, otro inventó la “primera clase”, entonces todo se puso feroz y las azafatas enfermeras dejaron de ser enfermeras y pasaron a ser yeguas de un metro setenta, rubias, boconas, de ojos claros y tetas naturales que explotaban las camisas. Creado el paraíso, se empezó a crear el infierno: hagamos algo para los que no pueden pagar: achiquemos la “clase turista”(o económica) dejemos a las tripulantes volar hasta que se le caigan los dientes, hagamos una comida de mierda en una bandejita cada vez más chiquita, démosle maní a los pasajeros así se pasan todo el vuelo con dolor de panza… Ni más ni menos que una especie de “banda tarifaria” creada por el mismo mercado, el que puede paga más y es tratado mejor, el que no puede se va al gallinero donde los chicos lloran y si pedís un café te llega cuando estás aterrizando. Lo siento, estimados pasajeros, es triste la verdad.

Lo que nadie pone en juego, es la seguridad. Ni nosotros, ni ellos, ni las LC, ni las aerolíneas más míticas. Detrás de ese maní, detrás de esa tripulante viejita gordita de 65 años, detrás de tus valijas gratis o tus valijas pagas, todos trabajamos por la seguridad, eso es algo que no te decimos casi nunca, pero que tenemos en la cabeza todo el tiempo. Ningún avión se quiere caer, y eso, no lo negociamos.

Partiendo de esa base, las Low Cost van a organizarse y cuando la banda tarifaria desaparezca por completo, se van a sacar los ojos por entrar al mercado Argentino. Recuerden que el Argentino puede no tener plata para el colegio del pibe, pero llega enero y se va de vacaciones. Somos así muchachos para qué negarlo, nos gusta más la joda que ver que nuestros hijos saben la tabla del 9. Y si de pronto aparece una línea aérea que me ofrece ir a cualquier provincia Argentina por el precio que antes me iba en micro? De manera segura, rápida y glamourosa? Y ahí me detengo. Discúlpenme, pero aquí es donde mi parte de pasajera se encuentra con mi otro yo: la azafata.

Glamour? Definamos qué es para ustedes viajar con glamour? Para mí el glamour está asociado con la belleza; la belleza de lo observado, el avión, la prolijidad; la belleza en el trato, una mirada, una calidad de servicio, un gesto que no esperabas. Que las LC puedan tener aviones divinos? Puede ser. Que sus tripulantes sean todas diosas de 25 años? Puede ser! Que tengan pantallitas a bordo para que los pasajeros se entretengan? Puede ser!!! Ahora quiero ver cuando pidas un café y unas papitas y tengas que pagar 150 pesos, ahora quiero ver cómo te tratan en un vuelo a Córdoba después de que el pasajero número 40 del día te paga con un billete de 500 pesos, o te dice “EN OTRA AEROLÍNEA EL CAFÉ ES GRATIS”, o “ESTÁ MÁS CARO QUE EN EL AEROPUERTO”, y empiecen a quejarse porque pagaron por despachar equipaje, por pagar con tarjeta, porque llegaron tarde y tuvieron que cambiarles el vuelo o por el aire que respiran. La Low Cost te cobra por absolutamente todo, no hay nada incluído en la tarifa base, y a medida que vas sumando cosas te das cuenta que tu pasaje empieza a dejar de ser tan barato. En la puerta de embarque te miran cada cosa que subís, solo permiten una mochila o una cartera y si subis con ambas, más vale que metas la cartera adentro de la mochila o te hacen despachar la mochila ( pagando) lo digo porque me pasó. (España, donde las LC son bravas bravas).

Nota del blog: cuando la azafata pierde le paciencia te empieza a tratar como el orto. Mismo aplica para personal de tráfico, cajera de supermercado, cajera de banco o recepcionista. Cualquier ser humano que trabaje en contacto con MUCHA gente durante MUCHA cantidad de horas, cuando llega a su límite empieza a contestar mal incluso a quién no se lo merezca. No lo olviden.

Entonces, nos preparamos para un mercado como una jungla. Todos compitiendo por ganar su importante elección. Algunos con sonrisas genuinas, otros con sonrisas forzadas, algunos con el foco en el cliente, otros con el foco en el ahorro, algunos sin foco… por suerte hay pasajeros para todo, y por suerte, habrá aerolíneas para todos. Mientras ustedes como usuarios eligen, hoy pago menos porque voy y vuelvo y no me importa, hoy pago menos porque no me voy a tomar ni un café ni a despachar valija… habrá quien diga: me voy a llevar a mis hijos por primera vez a conocer Iguazú, quiero lo mejor, no voy a ahorrar unos pesos para después bajar puteando. Hay que tener en claro lo que ofrece una LC y después no renegar, no enojarse ni pedir cosas que no nos van a dar.

Mientras tanto, los que no somos LC, lloraremos en silencio la competencia, pero a cambio, intentaremos dar lo mejor de nosotros para diferenciarnos, para que sigan eligiendo la sonrisa genuina y los pequeños detalles. Los que han volado con nosotros saben que con lo poco que tenemos intentamos que los pasajeros se sientan como reyes. Ahora solo queda esperar y ver qué nos depara el mercado y qué eligen ustedes.

Viajar Low Cost o viajar como un rey?

 

18 comentarios en “Viajar Low Cost o viajar como un rey.

  1. Me encanta el detalle que tienen! Desde la atencion en el mostrador hasta la cordial bienvenida a bordo.
    Este finde viaje con los del condor porque a donde fui no llegan, y si bien… fui y volvi en una sola pieza:

    Extrañe esa amabilidad…

    Veremos que pasa con las LC y que tan LC van a ser aca…

  2. No sé muy bien si es conveniente o no. Así planteado no veo mal que exista la opción teniendo bien en claro las diferencias y luego no quejarse por eso. En mi caso que viajo cada tanto a visitar familia y amigos a otra provincia me encanta que las tarifas mínimas de avión sean similares o incluso menor que las de micro. Las diferencias? por el mismo costo tengo asiento cama y cena pero 9 hs de viaje rezando que no pase nada en la ruta contra 1 h. volando. Ni esa cama ni esa comida valen las 8 hs. que gano.
    Desde ya que no sería lo mismo la elección de un vuelo para irme de vacaciones que para un viaje relámpago. Aunque si después tengo q tomarme un micro porque el aeropuerto me queda muy lejos del punto a donde voy ya es otro cantar.
    Lo que sí es seguro, elijo mil veces el avión al micro.

    1. Claro! Hay que saber exactamente por lo que uno está pagando y después no renegar ni ponerles mala cara a los tc cuando quieran o deban cobrar… Y si no, elegir una línea aérea que no sea LC😊

  3. V! Yo te amo pero no es tan así.
    En LC nunca viaje, pero si en AR y en Latam Arg muchas veces, y varias veces me tocaron tripulaciones del orto que te tratan mal y hacen todo de mala gana, los que están ahí arriba por otros motivos, los que no son de la religión del avión. Que un TCP sea de una LC no significa que no sea detallista, ni que su sonrisa no sea genuina… hay cada nabo volando en las empresas más grandes del país… La competencia no debería ser entre Tripulantes, la competencia es de los que están allá arriba, los Tripulantes no tienen nada que ver. Yo estoy feliz si vienen más aerolíneas, significa mucha más gente volando, y hoy hay muchos chicos que quieren volar.
    Beso! <3

  4. Lo que quise decir es que la importancia no está puesta en el servicio en una LC y si jamás volaste una, cuando lo hagas vas a ver lo que te quiero decir. Ahora, pelotudos hay en todos lados y gente amorosa también. Eso no se puede categoriZar😊

  5. Yo trabajo en una aerolínea que es lo opuestisimo a una lc y tengo los mismos problemas y quejas de los pasajeros que decís que le van a recaer a los TCP de lc. No depende de lo que les des, siempre le van a ver el pelo al huevo. Supongo que si saben que no tienen nada incluido, no van a romper los bolas. El problema no lo van a tener los TCP de lc, sino los demás porque la gente va a exigir más y se va a conformar menos. Si tienen que pagar tres veces más para que les den una galletita de maracuya, el TCP les va a tener que dar la galletita con una sonrisa y un baile, no va más la cara de ojete de algunas tripulaciones. Los TCP de lc se la rascan y la pasan divino, los que la sufrimos somos los que tenemos que justificar la diferencia. Yo tengo 400 pax en economy que pagaron 1000 euros por un viaje y van a comer en bandeja de melanina, la voy a pasar peor que si cobrara la comida y la consumieran 10 pasajeros.

  6. apostilla sobre las low cost y la potencial actitud de los tripulantes… No olvidar que en esas empresas, no es solo el servicio donde reducen sus costos. Se caracterizan por su nivel de flexibilización laboral y por ser bastante explotadores. Basta recopilar las experiencias que circulan por la web de ex o actuales tripulantes de esas empresas… Esa es otra probable razón para la mella en los humores de los laburantes. Probablemente estas empresas cuando vengan no estén dispuestas a acatar convenios colectivos de trabajo… Y me permito dudar tambien de la cultura de seguridad operacional que algunas tienen.

  7. Hay pasajeros y TCP pelotudos en todos lados…quienes aman viajar top y los que no quieren gastar… que exista la opción es lo importante!!!poder elegir no tiene precio!!! Por la querida aerolínea que cancela o demora no quiero viajar más… por la yanqui con tripulantes mala onda tampoco. Si hay opciones, bienvenidas sean!!
    Para mí, avión todo lo que pueda y hasta donde el bolsillo lo permita…

  8. Buen Post V!
    Yo soy de los que buscan el mejor precio, pero poniendo todo en la balanza… Y la verdad que que unos de los mejores servicios a mi criterio son los de “tu” cia… en todo aspecto, pero principalmente en la atención “humana” que brindan (y no lo digo porque me toco una vez viajar con vos ja)
    Mi ultimo vuelo fue en la competencia, el vuelo puntual, avion nuevo, todo bien y nada que reprochar pero creo que las o los TCP de tu cia, le dan ese plus que con poco que parezca hace que se incline la balanza.
    Mis felicitaciones y agradecimientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.